caravana pequeña

Cómo sacar el máximo partido a las caravanas pequeñas

Las caravanas pequeñas o caravanas son las que deben ser remolcadas por otro vehículo, normalmente un coche. Son la opción favorita de muchas personas que deciden salir a hacer un viaje y quieren llevar la casa a cuestas, por su comodidad y por ser la opción más económica respecto con las autocaravanas. 

Consumen mucho menos combustible y a la hora de aparcarlas es menos complicado encontrar un sitio adecuado. Las caravanas pequeñas pueden convertirse en tu segundo hogar durante una temporada, por lo que es necesario aprovechar al máximo las ventajas que ofrece. 

Decorar las caravanas pequeñas

Muchas personas deciden remodelar el interior y el exterior de las caravanas pequeñas al igual que harían con su casa. Con un toque personal el habitáculo interior se nos hace más agradable al decorarlo a nuestro gusto. Es cierto que cambiar algunas partes del mobiliario interior puede ser mucho más complicado y supondría bastante gasto, pero siempre se pueden hacer pequeños cambios como, por ejemplo, colocar luces decorativas, cortinas, mesas o sillas. Incluso distribuyendo el espacio de los elementos del interior puedes generar una sensación de mayor espacio y profundidad

Para los más originales que quieren destacar entre la multitud, existe la posibilidad de pintar las caravanas por fuera con colores llamativos o incluso diseños y dibujos hechos a mano. Si lo haces tú mismo es muy divertido, y podrás reflejar tu personalidad en el diseño de la caravana. 

Preparar itinerarios y rutas 

Como ya sabes las caravanas pequeñas son mucho más ergonómicas y generan menos coste, pero también dependen de otro vehículo a la hora de moverse. Es importante que compruebes con antelación el camino que vas a realizar, con el fin de conocer si hay lugares apropiados para estacionar tanto el coche como la caravana y ahorrarte problemas.

Con una rápida búsqueda en internet y foros podrás planificarte tu viaje con antelación suficiente y saber los sitios más adecuados para aparcar. 

Adapta tu caravana al la época del año y el clima

Dependiendo de si vas a viajar en invierno, verano o incluso si vas a desplazarte hasta otro país donde la previsión meteorológica es diferente, asegúrate de tener todos los elementos necesarios para hacer frente a las condiciones climáticas que pueda haber. 

Las caravanas pequeñas pueden contar con toldos o sistemas de ventilación sencillos para combatir el calor en verano. Para el frío puedes emplear ventiladores con opción de aire caliente y hacer acopio de mantas.  La ventaja de viajar en caravanas pequeñas durante el invierno es que al ser un espacio pequeño se conserva bastante bien el calor, siempre que no haya fugas o fisuras por donde pueda entrar aire frío. 

¿Te apetece viajar este verano con caravanas pequeñas? ¡No dudes en contactar con nosotros para informarte! 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.