consumo caravana

¿Sabes cuánto consume una caravana?

Las caravanas nos permiten desplazarnos con total libertad incluso a largas distancias, con nuestra familia y amigos sin tener que preocuparnos por alquilar una estancia.

A la hora de comprar o alquilar una, siempre deben considerarse con antelación diferentes aspectos dependiendo del viaje que vayamos a realizar, siendo uno de los aspectos clave el combustible que puede llegar a consumir durante el trayecto. 

Aunque los precios del gasoil han disminuido, hay diferentes factores que pueden afectar al consumo de una caravana y que pueden incrementar el consumo de combustible considerablemente. A continuación explicaremos algunos factores que nos pueden ayudar a saber el verdadero consumo de una caravana y lo que puede afectar al mismo. 

Factores a tener en cuenta en el consumo de una caravana

Como estimación general, una caravana puede consumir al menos 10 litros de gasoil cada 100 kilómetros. La mayoría funcionan con diésel, mucho más económico que la gasolina y otros combustibles, y gracias a las nuevas tecnologías en sistemas de inyección es posible conducir en regímenes de altas velocidades. Sin embargo, esta posibilidad de mantener altas velocidades durante largos periodos de tiempo también representa un mayor consumo de combustible.

Siguiendo con la referencia, imaginemos que vamos a recorrer 200 kilómetros al día, por lo que serían 30 euros de gasolina. Si vamos a hacer un viaje durante una semana serían 210 euros aproximadamente de diésel. Después, contando con los factores de la inclinación del terreno, el viento o el clima es posible que aumente. 

Algunos métodos para ahorrar en el consumo de una caravana

Si no cuentas con una caravana con un sistema moderno de inyección que te permita consumir menos combustible, existen medidas para ahorrar todo lo posible en carburante:

  • Elige los mejores neumáticos: el rozamiento de las ruedas al girar puede incrementar el consumo de una caravana hasta en un 20% por ciento. Por esto es necesario mantener los neumáticos en buen estado y cambiarlos cuando sea necesario.
  • Usar marchas largas: a ser posible con una velocidad constante y evitando reducciones bruscas. Además de conseguir una conducción más tranquila, no se disparará el consumo de carburante. 
  • Procura no alterar la aerodinámica: es uno de los elementos que más influyen en el consumo de una caravana. Las antenas parabólicas y otros accesorios deben colocarse solamente cuando sea imprescindible. 
  • Mantenimiento correcto: nos permite ahorrar combustible de manera considerable. Especialmente hay que vigilar el aceite y los filtros del motor. 

Gracias a estos consejos para reducir el consumo de tu caravana podrás sacar el máximo partido de ella y disfrutar mucho más de tus viajes

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.